#igfood Instagram Photos & Videos

igfood - 5989744 posts

Latest Instagram Posts

  • do210 - Do210 @do210 1 hour ago
  • @culinariasa’s Restaurant Week is in full swing and our first stop was Grayze! We’re gonna keep it real with y’all though, we were so hungry we forgot to get photos of the amazing food. 😂🍻🥩🍴
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
What are y’all feeling from their dinner menu? Swipe left to peep and eat! @culinariasa’s Restaurant Week is in full swing and our first stop was Grayze! We’re gonna keep it real with y’all though, we were so hungry we forgot to get photos of the amazing food. 😂🍻🥩🍴 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ What are y’all feeling from their dinner menu? Swipe left to peep and eat!
  • @culinariasa’s Restaurant Week is in full swing and our first stop was Grayze! We’re gonna keep it real with y’all though, we were so hungry we forgot to get photos of the amazing food. 😂🍻🥩🍴 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ What are y’all feeling from their dinner menu? Swipe left to peep and eat!
  • 45 2
  • eltercercirculo - El Tercer Círculo @eltercercirculo 2 days ago
  • @valenceargentina 
Muchas veces, parece algo complicado encontrar un lugar en el que haya opciones para todos, hasta que aparece Valence en escena y todo se vuelve más sencillo: helados veganos, helados sin azúcar, helados sin TACC, confluyen todos en esta heladería.
Habiendo ya sumado el importantísimo punto de la variedad, continúan sumando con los sabores de helado que ofrecen, ya que hay varios bastante poco habituales (como “marquise con frambuesas”, “tarta de manzanas”, “cassis, pisco y maracuyá”, entre otros). También, cuentan con cafetería que incluye, entre otras cosas, unas tortitas que se ven super tentadoras.
Las sorpresas arrancaron al degustar los chocolates para saber cuál pedir: entre el 80% y el vegano, este último se percibió mucho más amargo e intenso, así que fue el elegido; el segundo de los gustos fue el “Corintos", de arándanos y lima, muy gustoso y de interesante juego de sabores. De todas maneras, hay que admitirlo: el chocolate vegano le pasó el trapo a todo lo demás, ampliamente (moraleja: eliminar prejuicios a la hora de probar cosas nuevas puede dar lugar a grandes satisfacciones). La cosa no podía cerrar ahí, ya que tienen un producto tan poco habitual como querido por la gente: frambuesas bañadas en chocolate (blanco y con leche) congeladas. Acidez y dulce (faltaría el contraste algo más intenso de un chocolate más amargo, pero esto es simple opinión), más la frescura de la fruta, combinan hermosamente en estos bocaditos, ideales para tener en el freezer como comodín a la hora de aplacar antojos veraniegos.
Para cerrar, un dato muy interesante que proveen en sus servilleteros es que la iluminación del local de Palermo utiliza paneles solares para sostenerse. Que muestren este interés por el cuidado del medioambiente es el broche de oro para cerrar esta sumatoria de aciertos por parte de Valence, y volverla una heladería más que recomendable. @valenceargentina Muchas veces, parece algo complicado encontrar un lugar en el que haya opciones para todos, hasta que aparece Valence en escena y todo se vuelve más sencillo: helados veganos, helados sin azúcar, helados sin TACC, confluyen todos en esta heladería. Habiendo ya sumado el importantísimo punto de la variedad, continúan sumando con los sabores de helado que ofrecen, ya que hay varios bastante poco habituales (como “marquise con frambuesas”, “tarta de manzanas”, “cassis, pisco y maracuyá”, entre otros). También, cuentan con cafetería que incluye, entre otras cosas, unas tortitas que se ven super tentadoras. Las sorpresas arrancaron al degustar los chocolates para saber cuál pedir: entre el 80% y el vegano, este último se percibió mucho más amargo e intenso, así que fue el elegido; el segundo de los gustos fue el “Corintos", de arándanos y lima, muy gustoso y de interesante juego de sabores. De todas maneras, hay que admitirlo: el chocolate vegano le pasó el trapo a todo lo demás, ampliamente (moraleja: eliminar prejuicios a la hora de probar cosas nuevas puede dar lugar a grandes satisfacciones). La cosa no podía cerrar ahí, ya que tienen un producto tan poco habitual como querido por la gente: frambuesas bañadas en chocolate (blanco y con leche) congeladas. Acidez y dulce (faltaría el contraste algo más intenso de un chocolate más amargo, pero esto es simple opinión), más la frescura de la fruta, combinan hermosamente en estos bocaditos, ideales para tener en el freezer como comodín a la hora de aplacar antojos veraniegos. Para cerrar, un dato muy interesante que proveen en sus servilleteros es que la iluminación del local de Palermo utiliza paneles solares para sostenerse. Que muestren este interés por el cuidado del medioambiente es el broche de oro para cerrar esta sumatoria de aciertos por parte de Valence, y volverla una heladería más que recomendable.
  • @valenceargentina Muchas veces, parece algo complicado encontrar un lugar en el que haya opciones para todos, hasta que aparece Valence en escena y todo se vuelve más sencillo: helados veganos, helados sin azúcar, helados sin TACC, confluyen todos en esta heladería. Habiendo ya sumado el importantísimo punto de la variedad, continúan sumando con los sabores de helado que ofrecen, ya que hay varios bastante poco habituales (como “marquise con frambuesas”, “tarta de manzanas”, “cassis, pisco y maracuyá”, entre otros). También, cuentan con cafetería que incluye, entre otras cosas, unas tortitas que se ven super tentadoras. Las sorpresas arrancaron al degustar los chocolates para saber cuál pedir: entre el 80% y el vegano, este último se percibió mucho más amargo e intenso, así que fue el elegido; el segundo de los gustos fue el “Corintos", de arándanos y lima, muy gustoso y de interesante juego de sabores. De todas maneras, hay que admitirlo: el chocolate vegano le pasó el trapo a todo lo demás, ampliamente (moraleja: eliminar prejuicios a la hora de probar cosas nuevas puede dar lugar a grandes satisfacciones). La cosa no podía cerrar ahí, ya que tienen un producto tan poco habitual como querido por la gente: frambuesas bañadas en chocolate (blanco y con leche) congeladas. Acidez y dulce (faltaría el contraste algo más intenso de un chocolate más amargo, pero esto es simple opinión), más la frescura de la fruta, combinan hermosamente en estos bocaditos, ideales para tener en el freezer como comodín a la hora de aplacar antojos veraniegos. Para cerrar, un dato muy interesante que proveen en sus servilleteros es que la iluminación del local de Palermo utiliza paneles solares para sostenerse. Que muestren este interés por el cuidado del medioambiente es el broche de oro para cerrar esta sumatoria de aciertos por parte de Valence, y volverla una heladería más que recomendable.
  • 155 16